Hormigas

HORMIGAS

Hormiguicida Manchester, en sus tres versiones Mirex, Polvo Seco y Líquido, son sumamente efectivos para combatir la invasión de hormigas, en todas sus tipos.

 

Si bien la clave para el control es la ubicación del nido y cómo llegar a él, lo cual no siempre es fácil debido a la inaccesibilidad de algunos sitios, en algunos casos el hormiguicida en pellet es transportado por l propia hormiga hasta el hormiguero.

 

En cualquier caso, la clave es eliminar a la reina, ya sea en forma directa alcanzándola con un insecticida o en forma indirecta, eliminando a las obreras, de manera que la reina muera por inanición.

 

Hormiguicida Manchester Polvo Seco

El Hormiguicida Manchester Polvo Seco resulta altamente eficaz para combatir tanto la hormiga “roja” como la “negra”, por cuando actúa por contacto.

Si el problema se localiza en un techo de tejas se deben levantar las tejas en forma ordenada y donde se observe un incremento de la frecuencia, aplicar por espolvoreo Hormiguicida Manchester Polvo Seco. Las formulaciones líquidas no son aconsejables a los efectos de no humedecer la superficie y provocar filtraciones.

No aplicar el producto en días de mucha humedad o en víspera de lluvia ya que la hormiga pierde eficacia.​

 

Hormiguicida Manchester Líquido

Es ideal para combatir la hormiga “roja” y cuando se tiene localizado el hormiguero. Aplicar con regadera Hormiguicida Mánchester Líquido diluido en agua en una proporción de una “tapita” de producto por cada 10 litros de agua.

Cuando no se pueda acceder por factores de construcción, se pueden realizar aplicaciones de Hormiguicida Manchester Líquido con pulverizadores de alta presión. En una primera acción se eliminará la población en forma importante, especialmente si contamos con la excelente residualidad del mismo.

 

Hormiguicida Manchester MIREX

Cuando se advierte una gran cantidad de hormiga negra común, ya sea que se visualicen o se identifiquen los caminos que forman, se recomienda el uso de Hormiguicida Manchester MIREX.

El producto, elaborado en base a pellet y con aromatizantes naturales, atrae a la hormiga e instintivamente lleva el pellet al hormiguero, para acopiarlo para la invierno.

Se recomienda aplicar el producto formando “montoncidos” a la vera del camino formado por la hormiga, para que el insecto lo selecciones y cargue, evitándole tener que cortar hojas de cultivos o plantas.

No aplicar el producto en días de mucha humedad o en víspera de lluvia ya que la hormiga pierde eficacia.​

Acerca de las hormigas:

Existen diferentes tipos de hormigas, todos organizados en complejas sociedades.

 

Están las grandes hormigas carpinteras que se meten en el maderaje de una casa y lo minan, las hormigas recolectoras que viven de las semillas que almacenan para el invierno. Otras son las hormigas "vaqueras" que llevan su "ganado" (áfidos que chupan savia de las plantas) y luego les extraen el jugo que segregan.

 

Las más industriosas de todas son las hormigas jardineras. Estas hormigas siembran, abonan, podan, limpian las malas hierbas, comen y vuelven a hacer la siembra.

 

Los cultivos son diferentes clases de hongos. Algunos parecen tener parentesco con los hongos que cultiva el hombre, otros son familiares lejanos del verdín del pan. Pero estos agricultores trabajan tan secreta y subterráneamente, que los científicos han tardado 100 años en descifrar lo poco que se sabe de ellos.

 

Todas las hormigas cortadoras de hojas se encuentran en el hemisferio occidental, principalmente en los trópicos. Pero no fue hasta que el naturalista británico Thomas Bolt publicó en 1874 el resultado de sus primeras investigaciones, que se supo que estas hormigas no comen las hojas que cortan, sino que las desmenuzan y en ellas siembran las esporas de ciertos hongos. Nunca permiten que los hongos fructifiquen, sino que los podan constantemente. El hongo repetidamente podado forma nudos pequeñísimos, como del tamaño de una cabeza de alfiler, que se llaman colirrábanos. Esto es lo que comen las hormigas.

 

Las laboriosísimas hormigas comen los colirrábanos tan pronto como granan. Y mediante el racionamiento de los colirrábanos que les dan de comer, las hormigas producen sus diferentes castas, que son cuatro o cinco. Las que se alimentan con cantidades mínimas nunca pasan de ser "menores", pequeñas obreras cuya tarea es atender el huerto de hongos y alimentar las larvas o infantes de hormigas. Una dieta de riqueza desarrolla las "medianas", obreras que hacen la mayor parte del trabajo de cortar hojas. Mayor cantidad de comida permite el crecimiento de las grandes y feroces guerreras, las defensoras del nido, capaces de morder furiosamente. Un régimen más abundante produce el macho y la "princesa", ambos alados, en preparación para el vuelo nupcial. Por la noche las obreras sacan del nido a machos y "princesas". Cada "princesa" lleva en una bolsa especial, detrás de las mandíbulas, una pequeña reserva de esporas de hongo con las cuales iniciará la economía del nuevo hormiguero. Luego del apareamiento, los machos caen a tierra y mueren.

 

La hembra, ya suficientemente fertilizada para el resto de su vida, desciende a tierra, se arranca las alas, busca una grieta en la tierra y comienza a cavar. Ya no volverá a salir a la luz del día. En el nuevo nido, la reina lanza las esporas de hongo que trajo del nido antiguo. Poda y limpia el nuevo cultivo al mismo tiempo que comienza a poner los primeros huevos . Cuando los huevos se rompen y nacen las larvas, la reina los alimenta con colirrábanos. Tan pronto como alcanzan la edad adulta, las primeras hormigas encuentran sus tareas: podar y limpiar el huerto, traer hojas, alimentar a las crías y agrandar el hormiguero de cuevas como cúpulas comunicadas por un sistema de complicados corredores. Las trabajadoras, todas hembras neutras, lo deciden todo y reparten las raciones que determinarán la casta de cada hormiga.

Para poder realizar un eficiente control de hormigas, como primera medida hay que identificar de qué especie se trata y ver cuáles son sus hábitos, su régimen y su ciclo biológico.

​​

RECONOCIMIENTO​

  • Según el tipo de hormiguero:

    • Hormiguero sin terraplén o túmulo:

      1. Hoya por lo común única y de tamaño grande:

        • Varias bocas, casi todas alejadas de la hoya; la principal sin "playa" y rodeada de palitos secos.... Acromyrmex lundi.

        • Una sola boca sobre la hoya con "playa" o espacio desnudo.... Acromyrmex striatus.
           

      2. Hoyas numerosas y menores, distribuidas en superficie hasta 10 metros, comunicadas por galerías y muchas bocas, más de 250 a veces, y reunidas en superficies reducidas y cubiertas de tierra suelta.... Atta sexdens.
         

    • Hormiguero con terraplén o túmulo:

      1. Terraplén grande y sólido con muchas bocas provistas de reborde cónico.... Atta vollenweideri.

      2. Terraplén mediano, de tierra floja, pocas bocas, cubierto de paja y palitos secos.... Acromyrmex lobicornis


 

  • Por regímenes alimentario:
     

    • Hormigas fungívoras o micetófilas. Son las que se alimentan de hongos. Conocidas también como podadoras, porque podan las hojas y ramitas tiernas para preparar el sustrato en el que se desarrollan los hongos.
       

    • Hormigas melívoras. Se alimentan de sustancias melosas segregadas por ciertos insectos (pulgones, cochinillas, etc.) Favorecen la difusión de los mismos por brindarles cuidado y protección.
       

    • Hormigas granívoras. Son las que llevan granos de cereales a los nidos.
       

    • Hormigas carnívoras. En ciertas regiones las invasiones de estas hormigas pueden llegar a atacar al hombre.​​

       

  • Por castas:​ En los formícidos existe un polimorfismo marcado, como consecuencia de la adaptación de las hormigas a distintas tareas y funciones.
     

    • La hembra, generadora de la colonia (forma sexuada femenina), que después de fecundada lleva el nombre de reina. Se distingue por su mayor tamaño y por su cabeza grande.
       

    • El macho (forma sexuada masculina). Posee alas permanentes.
       

    • Las obreras (formas neutras o estériles) se dividen en grupos que tiene cada uno una función distinta. La más grandes provistas de desarrolladas mandíbulas, trabajan en el exterior como podadoras de los vegetales o acarreando el material al hormiguero, y las más chicas, de color más claro, son domésticas, pues no salen de los nidos y cuidan de la reina, de las larvas y de los cultivos de hongos.


 

Otro aspecto importante es saber detectarlas:
 

  • Hormiga Negra común, Hormiga Jardinera (Acromyrmex Iundii)
     

Las observaciones pueden ser directas o indirectas, pudiéndose ver obreras trabajando o sólo signos de presencia tales como:

  • caminos: aproximadamente de 2 cm de ancho por hasta varios metros de largo. Los mismos nacen en las bocas y pueden bifurcars

  • bocas: son orificios que pueden o no estar cubiertos por restos vegetales (palitos).

Algunos pueden verse inactivos momentáneamente y también se pueden observar otros que actúan de respiraderos.


En ciertas ocasiones no están del todo visibles. Pueden estar ubicadas en sitios inaccesibles como por ejemplo bajo la copa de algún arbusto, disimulados en el césped, etc.

 

No siempre se ubican en un cantero; pueden encontrarse en el zócalo de una pared interna o externa, en un piso de un interior o exterior, en huecos de árboles, en mampostería.

     

 

Daños: plantas defoliadas en forma total o parcial, o comidas. A veces se observan restos vegetales acumulados al pie de la planta o en las cercanías de la boca de entrada al hormiguero.

 

 

  • Hormiga Colorada común o Argentina (Iridomyrmex humilis)

 

En interiores: se pueden observar circulando a lo largo de los zócalos y bajo los bordes de las alfombras.

 

Por otro lado pueden verse salir por orificios que se originan entre azulejos o cerámicas. Hay que seguir la trayectoria hasta el lugar en el que se encuentra la colonia. Si salen y entran desde un agujero de la pared, verificar el zócalo del lado externo para ver si la colonia está en el exterior o dentro de la pared. Al ser atraídas por la humedad chequear baños, cocinas y lavaderos verificando si emergen de agujeros en las paredes.

En exteriores: remover la vegetación que rodea las construcciones, la base de árboles y arbustos, como también madera, leña y piedras.

 

 

  • Hormiga Carpintera (Camponotus mus)

Necesitan un ambiente húmedo para establecer la colonia, para lo cual prefieren madera húmeda. Se observan en estructuras de madera que coinciden con alguna gotera. Las colonias producen hormigueros luego de los dos años, y la presencia de los mismos es un indicador. Las colonias son móviles, pudiéndose trasladar a otro sitio si las condiciones se tornan desfavorables.

 

Pueden crear colonias satélites que se localizan en otra zona fuera de la principal. Usualmente contienen obreras, larvas y pupas. Las obreras trabajan libremente desde la colonia principal a la satélite, la cual puede ubicarse en interiores o exteriores. Pueden arrivar a un interior procedentes de un exterior, a través de cables, alambres o ramas de plantas.

 

Se alimentan de una variada dieta que incluye insectos muertos, y secreciones melosas producidas por áfidos (pulgones), cóccidos (cochinillas) y mosca blanca.

 

También se la conoce como Hormiga de madera, Ararás y Hormiga loca. La obrera llega a medir hasta 9 mm. El tórax y la cabeza son de color negro opaco, y el abdomen aterciopelado, pardo amarillento. El pedícelo (angosto segmento que une el tórax con el abdomen) está constituido por un solo segmento. Las ninfas se hallan dentro de un capullo, con forma de cápsula de color blanquecino-beige y de unos 5 mm. de largo.

 

Este insecto provoca daños tanto a nivel domiciliario como agrícola, ya que deteriora las estructuras de madera y árboles, no alimentándose de la madera, sino que la "trabajan" a los efectos de anidar. Excavan los troncos carcomidos o en mal estado producto del ataque de otros insectos, como así también árboles sanos provocándoles debilitamientos en su estructura al formar una importante red de túneles y predisponiéndolos a ser infectados por microorganismos fitopatógenos. En plantaciones de cítricos y manzanos, entre otros, el perjuicio mayor se debe a la simbiosis que se produce con algunos áfidos y cóccidos (cochinillas, pulgones, mosca blanca), los cuales encrespan los brotes y botones florales afectando los rendimientos. Por otro lado es de destacar lo molesto que resulta la presencia de millares de hormigas aladas dentro de una vivienda por unos cuantos días, ya que si el nido se encuentra dentro de la casa se producirá en primavera la emergencia de machos y hembras aladas que reiniciarán el ciclo biológico del insecto.

 

Forman colonias numerosas, constituidas por un gran número de obreras que se caracterizan por sus movimientos rápidos y un andar nervioso y cortado. Necesitan un ambiente húmedo para establecer la colonia, para lo cual prefieren madera húmeda. Los nidos son construídos en la madera muerta de árboles silvestres o cultivados, como así también en madera de construcciones (vigas, tirantes, postes, aleros, techos) que se encuentran afectadas por algún proceso degradativo. Viven en simbiosis con otros insectos de la familia de los homópteros, las hormigas los palpan con sus antenas y éstos responden secretando un líquido dulzón que es lamido por ellas. Asimismo se alimentan de insectos muertos y exudados dulces de las plantas. La reina alada, fertilizada, anidará en madera apropiada a los efectos de formar su propia colonia y tiene como actividad la oviposición, permaneciendo siempre dentro del nido. Luego de dos años, las colonias producen hormigueros móviles, que pueden trasladarse a otro sitio si las condiciones se tornan desfavorables.

 

Al relevar un área con signos de ataque conviene averiguar:​

  • si hubo o hay goteras en algún sitio.

  • si se almacena leña.

  • en qué sitios se observan más.

  • si se ven más en interiores cuando el tiempo es fresco.

  • si se observan restos de maderas.